19 de abril de 2024

X enfrenta 2.200 casos de arbitrajes

X, la red social anteriormente conocida como Twitter, está enfrentando 2,200 casos de arbitraje que ex empleados presentaron después de que Elon Musk tomara el control de la compañía, redujera la plantilla y realizara otros cambios importantes en ella.

x arbitraje

Solo las tarifas de presentación de casos para ese volumen de casos podrían ascender a USD 3.5 millones.

Los números de arbitraje se revelaron en una nueva presentación el pasado lunes como parte de una demanda en un tribunal de distrito de Delaware. El caso es Chris Woodfield contra Twitter, X Corp. y Elon Musk (No. 1:23-cv-780-CFC).

Woodfield, un ex ingeniero principal de redes que había trabajado en la oficina de Seattle de Twitter, alega en su demanda que la versión de Twitter de Musk (ahora conocida como X) había prometido y luego no cumplió con pagar su indemnización por despido, y más tarde retrasó la resolución alternativa de disputas al no pagar las tarifas necesarias requeridas para que él avanzara en el sistema de arbitraje de JAMS.

«Para asuntos de dos partes, la tarifa de presentación es de USD 2.000» […] «Para asuntos basados en una cláusula o acuerdo que se requiere como condición de empleo, solo se requiere que el empleado pague USD 400».

Según el sitio web de JAMS

Dado que JAMS decidió que esta tarifa básica se aplica de manera uniforme a los 2.200 casos de arbitraje de X, eso ascendería a alrededor de USD 3.5 millones, con otras tarifas posiblemente por seguir.

Los abogados de la compañía han argumentado que no exigieron a los empleados resolver problemas en arbitraje, por lo que no deberían ser responsables de la mayor parte de las tarifas de presentación.

Como CNBC ha informado anteriormente, muchas corporaciones grandes requieren que los trabajadores firmen un acuerdo de arbitraje al momento de ser empleados siempre que sea legal hacerlo. Esto significa que para hablar libremente en un tribunal, donde su testimonio puede convertirse en parte de un registro público, los trabajadores primero necesitarían obtener una exención de un juez.

Los críticos ven el arbitraje como un sistema secreto que dificulta que los empleados y los posibles contratados descubran cómo las empresas tratan a sus trabajadores y qué les sucedió a las personas en casos relacionados anteriores.

Los defensores consideran que el arbitraje es una forma en que las empresas y los empleados pueden resolver sus problemas de manera eficiente sin dejar a los empleados en riesgo de pagar tarifas de abogados masivas, especialmente si pierden su caso.

El caso Woodfield contra X Corp. de Musk se asemeja a otra demanda colectiva propuesta presentada en un tribunal federal de San Francisco.

En ese caso, Ma contra Twitter, en el Distrito Norte de California (No. 3:23-cv-3301), ex empleados de la era Musk en Twitter alegan que la compañía retrasó al menos 891 casos de arbitraje al no pagar las tarifas de presentación requeridas después de obligar a los empleados a acordar arbitrar sus disputas a cambio de indemnización.


Fuente: CNBC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *