19 de abril de 2024

Avanzando con Ambiciones Tecnológicas: Gran Bretaña Apuesta por la Inteligencia Artificial

Rishi Sunak, el político británico conocido por sus audaces propuestas económicas, está haciendo olas en el mundo de la tecnología.

En un movimiento sorprendente, ha decidido invertir hasta £100 millones de los fondos de los contribuyentes en la adquisición de miles de chips de inteligencia artificial de alta potencia. Esta medida tiene como objetivo colocar a Gran Bretaña en la carrera global por el dominio de la potencia informática.

Las discusiones entre funcionarios del gobierno y los gigantes tecnológicos, como Nvidia, AMD e Intel, han estado en marcha. Estas conversaciones giran en torno a la creación de un recurso nacional de investigación en inteligencia artificial. El objetivo detrás de este audaz movimiento es nada menos que hacer de Gran Bretaña un líder mundial en el campo tecnológico.

El esfuerzo, impulsado por UK Research and Innovation, un organismo de financiación científica, se encuentra en las etapas finales de una orden que podría alcanzar las 5,000 unidades de procesamiento gráfico (GPU) de Nvidia. Estos chips, responsables de alimentar modelos de inteligencia artificial como el famoso ChatGPT, podrían ser un componente crucial para el futuro tecnológico de la nación.

Sin embargo, a pesar de la asignación de £100 millones para este proyecto, se cree que esta cantidad podría ser insuficiente para alcanzar las ambiciones en el ámbito de la inteligencia artificial del gobierno británico. Los funcionarios están presionando a Jeremy Hunt, una figura influyente en el gabinete, para que aumente sustancialmente los fondos asignados en los próximos meses.

Las GPU son los cimientos sobre los que se construye la inteligencia artificial. El último modelo de ChatGPT, una maravilla tecnológica, fue entrenado utilizando hasta 25,000 chips de Nvidia. La relación entre estas unidades de procesamiento y el avance tecnológico es innegable.

La visión de Sunak es clara: quiere que Gran Bretaña se destaque como una superpotencia en el campo de la inteligencia artificial. Sin embargo, el camino hacia esa meta no está exento de desafíos. En comparación con Estados Unidos y Europa, el Reino Unido se encuentra rezagado en recursos informáticos necesarios para el desarrollo y operación de modelos avanzados.

Una revisión gubernamental reciente señaló la falta de recursos computacionales dedicados a la inteligencia artificial. Menos de 1,000 chips de alta gama de Nvidia estaban disponibles para los investigadores. La revisión recomendó tener al menos 3,000 GPU de alta especificación disponibles a la brevedad.

Jeremy Hunt ya ha asignado £900 millones para recursos de cómputo, aunque gran parte de estos fondos podrían dirigirse hacia una supercomputadora tradicional. Sin embargo, se espera que una parte sustancial, entre £70 y £100 millones, se destine a la ambiciosa adquisición de chips de inteligencia artificial.

Con la mira puesta en una cumbre de seguridad de inteligencia artificial en noviembre, es probable que los funcionarios hagan un llamado para obtener fondos adicionales en la próxima Declaración de Otoño.

En un panorama más amplio, la competencia por los recursos informáticos no es exclusiva de Gran Bretaña. Arabia Saudita recientemente adquirió 3,000 procesadores Nvidia H100, una inversión de alto nivel en el futuro de la IA. Mientras tanto, gigantes tecnológicos como Microsoft, Amazon y Google también están luchando por asegurar su suministro de chips de alta demanda.

El panorama geopolítico también influye en esta carrera. Bajo preocupaciones de seguridad nacional, Joe Biden ha bloqueado la venta de chips Nvidia a China.

Aunque los detalles exactos de los chips que Gran Bretaña busca adquirir aún no están claros, está claro que el país está decidido a avanzar en el ámbito de la inteligencia artificial y tomar un lugar destacado en la vanguardia tecnológica mundial.


Fuente: Telegraph.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *