14 de julio de 2024

Los días decadentes del arte de programar: ¿Estamos al borde de una nueva era en el desarrollo de software?

El impacto de la inteligencia artificial (IA), particularmente de modelos avanzados como GPT-4, en el mundo de la programación y el desarrollo de software está generando un intenso debate. James Somers, en The New Yorker, reflexiona sobre la naturaleza cambiante de la programación con la asistencia de la IA.

Esta discusión destaca un punto de vista optimista: la programación asistida por IA podría eliminar gran parte de la frustración del aprendizaje del código, potencialmente abriendo el campo a muchos más aspirantes.

OpenAI ha lanzado GPT-4, la versión más avanzada de su modelo de lenguaje impulsado por IA, lo que podría tener un gran impacto en la industria tecnológica y en algunos trabajos tecnológicos.

GPT-4 no solo supera a los modelos de lenguaje existentes, sino que también puede desempeñarse bien en varios tipos de exámenes destinados a humanos, como los LSAT, la sección de matemáticas del SAT, Leetcode, varios exámenes AP y incluso la parte de conocimiento teórico del examen de sommelier.

A pesar de esto, GPT-4 no es completamente confiable, ya que presenta riesgos similares a los modelos anteriores, como generar consejos dañinos, código con errores o información inexacta.

Aunque la tecnología está avanzando rápidamente y OpenAI está decidido a hacer que las futuras versiones sean lo más «seguras» posible, no parece probable que incluso el modelo más sofisticado pueda replicar atributos humanos como la creatividad, el trabajo en equipo efectivo y la intuición.

Por lo tanto, en este nuevo mundo, las «habilidades blandas» como la empatía, la comunicación y el liderazgo pueden resultar útiles. Del mismo modo, es probable que trabajos como gerente de proyecto o programa, líder de equipo y director creativo sigan siendo relevantes en el futuro.

Mientras que la IA está remodelando el campo de la programación, todavía hay un lugar importante para las habilidades humanas únicas y la comprensión profunda de los desafíos éticos y prácticos en el desarrollo de software.

La evolución de la IA en la programación no es tanto una extinción del oficio, sino una transformación hacia nuevas formas de colaboración entre humanos y máquinas, donde la creatividad humana y la comprensión técnica seguirán siendo valiosas.


Vía Dice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *