21 de abril de 2024

Reflexiones sobre Inteligencia Artificial y Derechos de Autor: La Oficina de Derechos de Autor de EE. UU. abre el debate

En un movimiento que resuena en los corredores de la innovación y el arte, la Oficina de Derechos de Autor de los Estados Unidos anuncia la apertura de un período de comentarios públicos sobre las cuestiones de inteligencia artificial y derechos de autor, a partir del 30 de agosto.

AI generativa

Foto de Umberto en Unsplash

Con esta iniciativa, la agencia busca desentrañar los misterios de cómo abordar el fascinante y desafiante vínculo entre la creatividad digital y la ley de propiedad intelectual.

Según lo anunciado en el Registro Federal, la agencia busca respuestas a tres preguntas fundamentales: cómo deberían los modelos de inteligencia artificial emplear datos protegidos por derechos de autor en su entrenamiento; si el material generado por la IA puede ser objeto de derechos de autor incluso sin intervención humana; y cómo funcionaría la responsabilidad por infracción de derechos de autor en el contexto de la inteligencia artificial.

Asimismo, busca comentarios sobre la posibilidad de que la IA vulnere derechos de publicidad, aunque aclara que estos problemas no son técnicamente cuestiones de derechos de autor. La Oficina de Derechos de Autor señala que si la IA llegara a imitar voces, semblantes o estilos artísticos, ello podría afectar las normativas estatales en torno a la publicidad y las leyes de competencia desleal.

Los comentarios por escrito deberán presentarse antes del 18 de octubre, y las respuestas podrán remitirse a la Oficina de Derechos de Autor hasta el 15 de noviembre.

El estado legal de los datos de entrenamiento de la IA y los productos generados por herramientas de IA ha emergido como un tema candente para políticos, artistas, autores e incluso grupos de derechos civiles, convirtiéndose en un terreno de prueba potencial para la próxima regulación de la IA. La Oficina de Derechos de Autor señala que «en los últimos años, la Oficina ha comenzado a recibir solicitudes para registrar obras que contienen material generado por IA». Estos comentarios podrían guiar la forma en que se otorgarán los derechos de autor en el futuro.

El año pasado, la Oficina de Derechos de Autor se vio involucrada en una demanda después de negarse a otorgar derechos a Stephen Thaler sobre una imagen creada por una plataforma de IA. A principios de este mes, un tribunal de Washington, D.C., respaldó a la Oficina de Derechos de Autor en el caso, afirmando que nunca se han otorgado derechos de autor a una obra en la que no haya intervenido un ser humano.

Mientras tanto, muchos modelos de lenguaje de gran envergadura que impulsan herramientas generativas de IA absorben información disponible libremente en línea. Aunque no siempre está claro si el material protegido por derechos de autor forma parte del conjunto de datos de entrenamiento de una herramienta en particular, ya se han presentado varias demandas alegando infracción de derechos de autor.

Tres artistas demandaron a las plataformas de arte generativo Stable Diffusion y Midjourney, así como al sitio web de arte DeviantArt, por presuntamente utilizar sus obras sin su consentimiento para entrenar modelos de IA. La comediante Sarah Silverman y los autores Christopher Golden y Richard Kadrey presentaron sus propias demandas legales contra OpenAI y Meta, alegando que utilizaron sus libros para mejorar ChatGPT y LLaMA.

Las preocupaciones sobre el uso de propiedad intelectual en modelos de IA también llevaron a varias organizaciones de noticias a bloquear el rastreador web de OpenAI para evitar que recopile sus datos.

Los legisladores han convocado a diversas partes interesadas en la IA para debatir la mejor manera de regular esta tecnología. El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, incluso instó a sus colegas a acelerar el proceso de creación de normativas en torno a esta tecnología en rápido avance.


Fuente: The Verge.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *